Área Vivienda

//Área Vivienda
Área Vivienda2021-05-21T12:03:26+00:00

Desde Burgos Acoge consideramos la VIVIENDA como una de las necesidades fundamentales para el bienestar personal y la integración social. No en vano el derecho a una vivienda digna queda reflejado en la Constitución española y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Entendemos que la vivienda es el espacio de intimidad personal y familiar por excelencia y que nos proporciona seguridad, descanso y la base para una buena socialización.
Defendemos que toda persona tiene derecho a acceder a una vivienda digna que cubra sus necesidades y sabemos que las personas migrantes tienen especial dificultad para ello. Por ello desarrollamos los siguientes programas:

  • ACCESO A VIVIENDA

El programa de Acceso a Vivienda tiene como objetivo paliar o minimizar las dificultades que tienen las personas migrantes para acceder o mantener una vivienda. Para ello, ponemos a disposición de las personas que atendemos, un servicio de información y orientación sobre la situación del mercado inmobiliario, los derechos y deberes respecto a la vivienda y las ayudas disponibles a nivel público y privado.
Contamos con un servicio de mediación, tanto para inquilinos como para
propietarios, en el caso de necesidad de intervención ante una situación de desencuentro: dificultades en la comunicación, falta de confianza, problemas de convivencia, dificultad para realizar el pago, reajuste de rentas de alquiler, acuerdos, etc.
Manejamos una pequeña bolsa de vivienda facilitando a las personas propietarias que confían en nuestro programa acompañamiento en todo el proceso en la gestión de alquiler: búsqueda de inquilinos, elaboración de contrato, mediación y seguimiento posterior. Creemos firmemente en la importancia de generar relaciones de alquiler basadas en la responsabilidad de las partes y la confianza mutua.
De manera transversal, el programa tiene dos objetivos claros:
– Sensibilización a la población en general, buscando que el mercado inmobiliario vea la diversidad cultural como una realidad presente en la sociedad, creciente y permanente y a las personas migrantes como potenciales clientes del mercado de la compra, y especialmente de alquiler de vivienda, al que hay que dar respuesta en igualdad de trato y condiciones.
– Formación y entrenamiento en el uso de la vivienda. El concepto de vivienda y a lo que da respuesta no es universal, es una construcción cultural que cambia en función de muchos factores: climatología, situación geográfica, sociedad, capacidad económica… Por ello ponemos especial hincapié en:
o Derechos y deberes en la relación de alquiler
o Eficiencia energética, gestión de suministros
o Mantenimiento de la vivienda

  • ALOJAMIENTO TEMPORAL

Burgos Acoge cuenta con una serie de recursos residenciales que están destinados a personas migrantes en situación de alta vulnerabilidad social. Esto engloba desde familias monoparentales, especialmente mujeres con hijos a cargo, a jóvenes no acompañados que finalizan su estancia en otros alojamientos (jóvenes extranjeros procedentes del sistema de protección), a mujeres y hombres adultos con múltiples dificultades, sin red social en la que apoyarse y sin recursos.
Actualmente, Burgos Acoge gestiona los siguientes alojamientos:

Alojamientos genéricos

– Una vivienda para personas migrantes adultas en situación de vulnerabilidad social(8 plazas)
– Dos viviendas familiares, con prioridad para núcleos monoparentales (entre 4 y 5 plazas cada una)
– Una vivienda de alquiler social compartido dirigida a familias o personas solas que por sus características socio económicas no tengan acceso al mercado inmobiliario habitual (6 plazas)

Alojamiento Refugio
– Dos viviendas para el Programa de Solicitantes de Protección Internacional, con sus características específicas de gestión (16 plazas en total). Atiende personas adultas y también familias. Este programa está subvencionado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El objetivo inicial al proponer la participación en un programa de alojamiento temporal es dar respuesta rápida a las necesidades básicas: higiene, alimentación, descanso y protección. (HOUSING FIRST) Pero no menos importante es aportar un espacio de calma y seguridad que permita, a través de una convivencia enriquecedora, marcar objetivos reales y alcanzables en un camino conjunto donde la persona es la protagonista.
El fin último de los recursos de alojamiento es facilitar el acceso a una vida lo más autónoma posible, rediciendo las desigualdades en el punto de partida y favoreciendo y entrenando las habilidades que cada persona tiene o puede adquirir para el acceso tanto a un trabajo, como a su propia vivienda y sin olvidar la importancia del establecimiento de relaciones sociales enriquecedoras.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Para más información visite nuestra política de cookies.

NO ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies